Es un plástico dirigido a personas mayores de 18 años, emitido por un banco, para ser utilizado como medio de pago con financiamiento en la adquisición de bienes y servicios.